Lifestyle

Diario de una ex gorda, semana 8: volviendo a la normalidad

Nunca creí que diría esto, pero ¡que ganas tenía de que se acabaran las Navidades! No las fiestas en sí, que las disfruto muchísimo, pero sí las comilonas que conllevan. Me estaban generando un estrés y un malestar tremendo. ¡Estaba deseando volver a la normalidad y a tener el control total sobre las comidas! El último escollo fue el Roscón de Reyes, que es un dulce que me pierde… además, en los últimos años lo comíamos sin gluten y hecho por mí… y la verdad, yo le ponía todo mi amor y conseguía buen resultado… pero el sabor no es el mismo. Así que cuando el viernes mi marido puso ante mí el roscón de reyes  con toda su nata… lo confieso, no me pude resistir y pequé más de lo que debía. Cuatro años…

Diario de una ex gorda: Navidad, Navidad…

Ay ay la Navidad, que difícil que nos lo pone a las que queremos perder peso… porque, ¿quién se resiste a tanto dulce y tanta comida rica? ¡¡Yo no!! Pero ya sabéis chicas, hay que usar la cabeza y recordar todo lo que hemos aprendido con entulinea… Batallando con las comilonas navideñas Imagino que, como yo,  os habéis encontrado con unas cuantas comidas “descontrol”: que si la cena del trabajo, quizás otra con amigas, Nochebuena, Navidad, y menos mal que caía en fin de semana que sino aún tocaba volver para acabar los restos… ¡terror! No sé vosotras que tal lo habéis llevado, yo con la comida no he tenido problema porque como ya os he dicho como más o menos como siempre pero haciendo ajustes para no pasarme de mis puntos, así que no…

Diario de una ex gorda: semana 6

¡Que se nos viene la Navidad encima! ¿Estáis preparadas? Como os conté la semana pasada, yo me he montado un plan de ataque/defensa para intentar evitar que sea una catástrofe, y una parte muy importante de ese plan es SABER. Saber cuanto cuesta cada cosa que me entren ganas de comer… porque muchas veces salen tan caros que se te quitan las ganas totalmente. Así que, como os prometí, he hecho una pequeña investigación acerca de los dulces navideños…   Lo que cuesta el turrón Y no hablo de dinero, no, hablo de puntos, porque para poder valorar si te compensa comer o no algo lo primero que necesitas saber es cuántos smartpoints te va a costar. Para quienes aún no conocéis el método, os cuento que yo tengo para todo el día 36 smartpoints,…

Diario de una ex gorda: semana 5

¿5 semanas ya? ¿En serio ya ha pasado tanto tiempo? Casi no me lo puedo creer, ya he superado el primer mes con entulinea y también… ¡los 5 kg! Ya voy por la mitad del objetivo de 10 kg, ovación para mí por favor:   Gracias, gracias, que me sonrojáis por dios… 😛   Leía el otro día a Eli de Vístete que vienen curvas (¡¡ me encanta esta chica!!) y decía que nuestro cerebro se cree lo que le decimos, así que tenemos que decirnos: ¡¡¡¡¡¡¡GUAPAAAA!!!!!!!! Y él va y se lo cree. Y entonces lo entendí todo. Gracias Eli <3 Y es que no entendía yo lo fácil que me estaba resultando esto, no podía ser que de repente fuera tan fácil perder peso cuando toda  la vida me ha costado tanto. Y…

Diario de una ex gorda: semana 4

¡Ya casi llevo mes de pelea contra los kilos extra! Parece mentira lo rápido que me está pasando el tiempo, la verdad es que tenía mis dudas sobre si no se me haría un poco cuesta arriba, pero que va… de hecho mi sensación es que voy cuesta abajo y sin frenos jajajajaaja En esto influye sin duda que me está resultando muy fácil seguir entulinea, y aunque tengo mis momentos de tentación e incluso de debilidad, ¡no me preocupa! Y es que esto de poder ver claramente lo que me “cuesta” cada desliz, y también poder calcular cantidades aceptables que puedo tomar, y compensar los deslices con tanta facilidad, hace que me resulte muy fácil mantenerme en mi objetivo cada día.   ¿Se necesita fuerza de voluntad? Una de las cosas que me habéis…

Diario de una ex gorda, semana 3: comiendo en París

Mi tercera semana ha sido todo un reto, y es que irte a París a un evento donde te dan las comidas ya hechas en tipo buffet y no sabes realmente qué es… ¡menudos números para calcular! Pero como siempre, es cuestión de pensar y compensar 😉 Preparando el viaje Hasta ahora como ya os he dicho me ha resultado muy fácil seguir el plan entulinea, pero no suelo comer fuera de casa (excepto en casa de mis padres o suegros), así que no me había visto en el brete de tener que calcular sin báscula. Y es que yo siempre, siempre peso todo lo que tengo que puntuar, porque es un buen modo de reconocer visualmente las cantidades que puedo comer. ¡Pues menos mal que lo hago, porque menuda complicación con las comidas en…